Error
  • JUser: :_load: Unable to load user with ID: 18531
  • JUser: :_load: Unable to load user with ID: 18525

Image Gallery

La primera entrevista de 2014: Apolo Cacho

Juxtapoz // Thursday, 02 Jan 2014
1

Comienza un nuevo año para Juxtapoz Latin America y con ello una nueva entrevista con uno de nuestros artistas favoritos de 2013, de la vida: Apolo Cacho

Esta conversación explora algunos aspectos de su carrera pero, sobre todo, de su personalidad. Apolo Cacho es el tipo de artista que comenzó en la pintura desde niño y, como casi todos los artistas, ha ido llenado el espíritu de tantas pinceladas, como latigazos de autoconocimiento adictivo y una satisfacción casi masoquista, que no le han permitido dejar de hacerlo. 

El pasado de Apolo Cacho es de un pequeño contrabandista de arte con sus compañeros de la escuela primaria, donde vendía dibujos de los Caballeros del Zodiaco, y su primer dibujo fue uno de Mu. Ahora, tú... - sí, te estoy hablando a ti, propietario de ese dibujo-  es tiempo de que sepas que eres poseedor de una pieza única, invaluable y ojalá la tengas enmarcada -o no vales nada.   

JUX. ¿Quién es Apolo Cacho -un mago ebrio, un superhéroe, un cyborg? 

A. Soy una persona común y corriente que paga la renta, desperdicia la mayor parte de su tiempo viendo información inútil en internet y tiene un gato, no porque le gusten los gatos, sino para evitar que se metan las ratas de la calle a cotorrear.

JUX. ¿Cuándo fue tu primer beso? ¿Alguna vez has estado enamorado? 

A. Fue en la secundaria jugando semana inglesa bajo los efectos de esa horrible bebida denominada "New-Mix". Si, he estado enamorado muchas veces. Mis amoríos más importantes, a mi temprana edad, fueron con personajes de ficción incluyendo a Lola Bunny, Wednesday Addams, Akane, Daphne de Scooby Doo y la exuberante guerrera felina extraterrestre Chitara. 

Apolo Cacho nació en "la aburrida ciudad de Guanajuato" -como él la denomina- donde su mayor entretenimiento era ir a plazas comerciales a ver cosas que no podía comprar. "Siempre quise tener un Nintendo 64 y nunca me lo regalaron", así que lo único que le quedaba por hacer era dibujar.

"Bajo la somnolencia y la mediocridad de ver los canales de televisión abierta mexicana, fue como nació mi idea de que debería existir otra realidad que no fuera esa, o al menos poder inventarla. Fue durante una tarde mientras veía "Ventaneando", -un programa de chismes y espectáculo- cuando el imbécil de Daniel Bisogno decía un mal chiste y pensé que debería hacer algo por mí mismo para salir del lodazal inmundo en el que me encontraba. Tenía que dejar de creer que en México sólo existimos personas ignorantes cuyo destino está marcado por los programas de televisión nacional y los helados incoloros de Nutrisa."

JUX. Tu última exhibición en el país, en la galería FIFTY24MX llevaba por título: "El mago está ebrio" ¿por qué la titulaste así?

A. Quería un título que fuera un poco cómico, cargado de ilusión pero con cierto desencanto; que sonara como la canción de Los Margaritos titulada "Dios anda pedo" y pues creo que no fue muy diferente. 

JUX. ¿Qué prefieres: la pintura o el dibujo? 

A. El dibujo, hago pintura porque se ve "más artístico" y se vende mejor.

JUX. ¿Para ti, qué es "ser un artista"? 

A. No tengo ni la menor idea. Para empezar, no me interesa hablar del arte en términos generales; es muy cansado, aburrido y está lleno de puntos ciegos, es como un ratón que persigue su propia cola. Me gusta la idea de no denominarme artista sólo porque una institución me dio licencia para serlo. Quizá es por eso que no me interesa titularme de la licenciatura en Artes Visuales por parte del "honorable" Instituto Nacional de Bellas Artes, a pesar de haber cumplido con todos los requisitos. Es como hacer lo posible para lograr algo que satisfaga a tus padres y en el momento en que el Presidente te extiende la mano para darte el diploma te das la vuelta y te vas. 

JUX. ¿Cómo se mueve el arte en este país? ¿Lo mueve la gente, la iniciativa privada, el gobierno? 

Depende cómo abordes el tema es como tienes las respuestas, puedo decir, tal cual se ha dicho anteriormente, que el arte es todo y no es nada, y en esa afirmación parecida a cualquier frase de Paulo Coelho es como trato de explicar que realmente no se quién, ni me interesa quién lo mueva porque tampoco se qué es. Hay personas en la colonia Roma, Condesa, San Miguel Chapultepec o Anáhuac que creen hacerlo. Hay personas en el Conaculta que creen hacerlo; hay personas en los bancos, galerías y casas de subasta que creen hacerlo, hay personas en el MoMA o TATE que creen hacerlo, hay personas en las más "likeadas" revistas de tendencias que creen hacerlo, incluso hay personas recién salidas de la Esmeralda o la ENAP que en sus más locas pretensiones y sueños creen estarlo haciendo. 

Solo sé que quizá este país, actualmente, está en los suelos y si puedo decir algo respecto a la actividad artística es que es un juego mediático parecido a los que apuestan a los caballos o a un equipo de fútbol, o los que creen en un señor gigante que vive en el cielo, que nos quiere mucho, tiene una barba blanca larga y huele bien. 

JUX. ¿Por qué te inspiró la película ‘Grandes Esperanzas’? ¿Te gusta Charles Dickens o acaso tienes una venganza con alguna mujer que te rompió el corazón en el pasado?    

A. Como perteneciente a la clase ignorante de esta sociedad, vi la película y me identifiqué con el personaje, porque aunque yo no fuera rubio, huérfano o viviera en las costas de Florida. Tenía muy instalado el imaginario del niño pobre que se enamora de la chava rica que no lo pela pero cuando expone en Nueva York o es rico y dice: "puede que no esté tan mal". Así que ese fue mi destino pero en versión tercermundista donde no expones en Nueva York sino en una galería de la Roma y la chava que te gustaba en la infancia, rubia y de familia adinerada se ha puesto gorda y te dejó de gustar hace años, porque descubriste que era la persona más aburrida del universo. Para ese entonces, ya perdiste la virginidad, probaste y dejaste las drogas, has despertado ebrio en un lugar desconocido con gente desconocida más de una ocasión, has sobrevivido, te diste cuenta que también eres igual de aburrido y también has roto el corazón. Aunque no es una venganza personal es como darte cuenta de lo absurdas que son las ilusiones y cómo necesitamos fervientemente de ellas porque le dan sentido a nuestras vidas. La realidad termina por ser más impredecible aunque más cruda, pero igual de divertida y dominguera. 

JUX. ¿Qué te inspira a seguir viviendo? ¿Pintar? ¿Amar? ¿Soñar? ¿O todo? 

A. Los tacos de tripa doraditos de Los Cocuyos y mi novia.

JUX. ¿Qué es lo primero que pasa por tu mente cuando piensas en tus primeros años como artista? 

A. No sé si ya sea artista, no me he muerto y no me han impreso en postales ni han reblogueado un retrato mío en blanco y negro. Ni siquiera me ha salido bigote. 

JUX. ¿Qué personaje de caricatura te gustaría ser?  

A. Ren & Stimpy es simplemente una obra maestra, aunque si pudiera ser alguien me gustaría ser Rocko porque siempre se me hizo bien chido y me latía que pudiera existir un animal llamado wallaby y tener amigos tan locos.

JUX. ¿Qué nos puedes platicar del Taco Psicotrópico y ediciones Joc-Doc? ¿Cómo fue que realizaron la primera edición de SUB-NRMAL en el Museo del Chopo? 

A. Crecí haciendo cómics porque siempre ha sido una manera de ilustrar las historias que me gusta inventar, es más barato y rápido que hacer una película. El Taco Psicotrópico es el sueño que tengo desde hace mucho de escribir un libro. Una especie de Odisea adolescente que retrate un poco la alienación de los seres humanos con respecto a otros, una suerte de atmósfera trágica en la sociedad contemporánea. Quizá no tanto, quizá una especie de deseo de hacer sólo un objeto que tenga empastado en mis manos que ni yo sepa de qué trate. Nunca me interesó hacer colectivos de artistas porque la mayoría de mis colegas de la escuela son muy parecidos a mí y eso me da mucha flojera.

Ediciones Joc-Doc somos unos amigos que gustan de hacer cómics y son muy diferentes entre ellos: Abraham Díaz, quien desechó la carrera de diseño y es hacedor de los dos mejores tumblrs que existen hoy en día: Bodrios y Mamotretos. Yecatl Peña líder de la banda Inservibles y co-owner en Cintas Pepe, uno de los sellos discográficos más respetados en la escena del underground a nivel mundial y Chacho Grijalva, un excéntrico norteño que ha ilustrado para las bandas más hypeadas pero que aún así se da el tiempo de hacer cosas chidas. 

Lo que tenemos en común es el trajinar por este país que se cae a pedazos, de intentar ir "más hallá" de solo likear o reblogguear fotos de la miseria mexicana. La editorial es una especie de empresa en pos de no perder la moral ante un estilo de vida que nos han vendido y no podemos comprar; de una cultura centralizada, de creer que sólo se puede ganar dinero sirviendo a alguien más y agachando la cabeza.

Enrique Arriaga tuvo la iniciativa de llevar este proyecto al Museo del Chopo porque, por lo visto, en una de las playeras que usa le gusta Robert Crumb y por lo tanto le parece interesante la influencia y la propia manifestación de los cómics alternativos, la auto-edición y el D.I.Y. en el tercer mundo. SUB-NRMAL, la muestra de fanzines y la tocada de punk, fueron una chispa de alteridad en los formatos de exposición que, por lo regular, se presentan en los museos. Fue como meter unos guajolotes a una boda esperando que armen un alboroto, pero que se quedan un poco confundidos viendo a los demás.-porque a los guajolotes les gusta más estar en los corrales- Así, la tocada de punk en el museo, donde se vigila que no se toquen las obras de arte ni se cruce la línea amarilla, fue una experiencia loca. 

JUX. Si fueras una bebida, ¿cuál te gustaría ser? 

A. Una cereza flotando en perfume en un sombrero de hombre... ¡No! ... La verdad no sé.

JUX. Si fueras un gato, ¿cómo te llamarías y en dónde vivirías?  

A. Me llamaría Félix y viviría en un mundo de pesadilla y sacaría cosas locochonas de mi maleta, aunque podría vivir, básicamente, en cualquier lugar que no fuera París con Amelie... ¡QUÉ OSO!

* Si quieren ver parte de su trabajo, no dejen de asistir a MINIMART en la galería FIFTY24MX.

Por Enriqueta Arias